El monstruo que duerme conmigo no es mi hermano ni es mi amigo

Puede herir al que quiere, suele querer al que hiere

No tiene ojos, está asustado, no sabe a quién ha matado

Se sienta detrás de una esquina y abraza sus propias rodillas

 

Es sincero y siempre miente, es un ángel con cola y tridente

Un cordero con piel de lobo

Es un santo, un loco

Tiene las uñas tan grandes que no puede abrazar a nadie

Aunque dé rabia y pena a la vez por si te ataca aléjate

 

El monstruo que duerme en mi cama tiene las horas contadas

Le queda poco de vida

Temo que en su despedida quiera saciar de una vez lo que le queda de sed

Bebe sus últimos tragos, mira a qué poco ha llegado

 

Es sincero y siempre miente, es un ángel con cola y tridente

Un cordero con piel de lobo

Es un santo, un loco

Tiene las uñas tan grandes que no puede abrazar a nadie

Aunque dé rabia y pena a la vez por si te ataca aléjate

 

El monstruo que duerme conmigo tiene unos vicios que ya te digo

Piensa en su propio provecho, toda la vida lo ha hecho

Se mantiene bien lejos de escaparates y espejos

Nunca camina delante, nunca se sacia bastante

 

Es sincero y siempre miente, es un ángel con cola y tridente

Un cordero con piel de lobo

Es un santo, un loco

Tiene las uñas tan grandes que no puede abrazar a nadie

Aunque dé rabia y pena a la vez por si te ataca aléjate