El marinero amarra en la borda una cama, nadie en el puerto pudiera saber lo que trama

Tantas historias reposan aún en la almohada que es imposible dormir sin volver a soñarlas

 

Así se hunde el dolor, cada beso y sudor

 

Esta cama y todos sus sueños

Buenos y malos, grandes, pequeños

Esta cama de sábanas blancas hoy duerme debajo del agua

 

Al marinero salpica en la cara la espuma, hoy la tormenta esconde del todo la luna

Y en el lugar donde son más oscuras las olas corta la cuerda y la cama se cae por la borda

 

Y así se hunde el dolor, cada beso y sudor

 

Esta cama y todos sus sueños

Buenos y malos, grandes, pequeños

Esta cama de sábanas blancas hoy duerme debajo del agua

 

Trajo una cama al amanecer la marea, como en un sueño descansa oxidada en la arena

Y en el colchón de las algas descansa sentada una mujer cansada de andar por la playa

 

Y así se hunde el dolor, cada beso y sudor